Factual Services, S.C.

CERTIFICACIÓN Y VERIFICACIÓN

Revista 2015

Etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas

México se encuentra en el primer lugar en obesidad en el mundo, que incluye adultos y niños, la obesidad en México es considerada un problema relativamente nuevo, siendo ésta generalizada en el año de 1980 con la llegada de los alimentos procesados en la mayor parte del mercado de comida mexicana.

 

 

Sin importar que tan nuevo sea este problema los datos son alarmantes:

Entre los hombres mayores de 20 años de edad, 42.6 % presentan sobre peso y 26.8% obesidad, mientras que en las mujeres estas cifras corresponden a 35.5 % y 37.5%, respectivamente.

Con la finalidad de combatir esta tendencia en las personas, se han llevado a cabo programas gubernamentales y privados los cuales se centran en llevar una alimentación más saludable en combinación con la realización de más ejercicio.

El pasado 30 de junio del año en curso la Secretaria de Salud y la Cofepris anunció la entrada en vigor del nuevo etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas, siendo este obligatorio en todo el territorio nacional, el cual forma parte del eje regulatorio en la estrategia nacional para la Prevención y Control del sobrepeso, la obesidad y la Diabetes

PROPOSITO:

Que todos los consumidores sepan las cantidades calóricas que contienen cada producto e incidir en reducir la ingesta de grasa, azúcar y sodio en su alimentación que puedan comparar entre un producto y otro el aporte calórico para tomar la mejor decisión de compra,  así mismo que tenga impacto en las empresas para poder reducir esos niveles de calorías en sus productos.

BENEFICIOS:

Las nuevas etiquetas de los productos son más fáciles de entender pues superan a las pasadas las cuales solo el 0.0106% de los mexicanos entendía debido a la complejidad de las operaciones matemáticas que debían realizarse para identificar las calorías de un producto.

 

Nuevo etiquetado frontal:

Este cambio no será inmediato en todos los productos, sino hasta que se agoten las existencias en los anaqueles a pesar que ya es obligatorio, existe una prórroga para terminarse estos productos y etiquetas que aún no cumplen con este requisito, será hasta el próximo primero de julio del próximo año que se aplicaran multas que oscilan entre 400 mil y un millón de pesos a los importadores o fabricantes que no cuenten con estos  nuevos requerimientos en sus productos

EL ETIQUETADO FRONTAL ¿RESUELVE EL PROBLEMA DE LA OBESIDAD?

El etiquetado frontal constituye un primer paso para hacer accesible la información nutrimental al consumidor, sin embargo, es necesario que además la información se entienda y que sea aplicada en la alimentación de todos los días.

Otro factor que no debemos perder de vista es el porcentaje de personas que leen la información nutrimental. En países como Reino Unido, la lectura de información nutrimental es alrededor del 27%, en contraste, en México, de acuerdo con la Encuesta Urbana de Alimentación y Nutrición en la zona metropolitana de la ciudad de México 2002 indicaba que el 0.63% de la población obtenía conocimientos de nutrición de los empaques.

El reto de diseñar un sistema de etiquetado que pueda promover la salud y que sea efectivo en su comunicación es difícil de abordar y sin duda implica un proceso de aprendizaje para los distintos actores involucrados en el proceso del diseñar y maximizar su uso; y sin duda es una herramienta de utilidad como coadyuvante en la orientación alimentaria, pero no es elemento determinante de la salud puesto que las decisiones de compra y consumo dependen en última instancia de la libre elección de los consumidores

 

Fuentes:

Periódico La Jornada- Julio de 2015

COFEPRIS.gob.mx

 

Nutrición clínica y dietética Hospitalaria-Articulo