Lidiar con el estrés durante el Covid-19

Autor: Cruz Roja Americana, Imagen: Engin Akyurt

Para muchos de nosotros, el COVID-19 ha alterado nuestras rutinas e hizo que nuestras actividades diarias, tales como trabajar y cuidar de los seres queridos, sea un desafío.

Estos cambios, además de la incertidumbre general alrededor de esta pandemia, pueden crear sensaciones de estrés, miedo y nerviosismo. Estas sensaciones son normales, y por lo general las personas se recuperan luego de tiempos difíciles.

Los niños y los adolescentes pueden responder más fuertemente al estrés y la ansiedad a causa del COVID-19 y tener miedo de enfermarse o que se enfermen seres queridos. Tómese tiempo para hablar con calma y tranquilizar a los niños sobre lo que está sucediendo de una manera que puedan entender.

La siguiente información puede ayudarlo a sobrellevar el estrés y apoyar a otros durante esta emergencia.

Es normal que las personas tengan estos tipos de sensaciones en este momento:

 

  • Miedo de quedarse sin suministros esenciales.
  • Ansiedad, particularmente por estar separado de sus seres queridos.
  • Incertidumbre acerca de durante cuánto tiempo necesitará aislarse en el hogar.
  • Preocupación por su seguridad física y la de los demás.
  • Miedo de enfermarse.
  • Culpa de no poder cumplir con las responsabilidades, tales como trabajar, criar a sus hijos o cuidar de los dependientes.
  • Aburrimiento o aislamiento.
  • Pensamientos de culpa, preocupación o miedo.
  • Miedo por la pérdida de ingresos.
  • Miedo de ser estigmatizado o etiquetado si se enferma.

 

Consejos para sobrellevar la situación:

Las reacciones se presentan de diferentes maneras, no solo en la manera en que alguien se siente, sino en la manera en la que piensan y en qué piensan: sus hábitos de sueño, cómo llevan su vida diaria y cómo interactúan y se llevan con los demás. Estos son algunos pasos para ayudar a las personas a lidiar con la situación:

Comuníquese con los seres queridos a través de video llamadas, llamadas telefónicas, mensajes de texto o redes sociales.

Manténgase informado con información precisa y confiable de recursos confiables. Evite las cuentas de redes sociales y portales de noticias que promueven el miedo o los rumores.

Cuídese y controle las necesidades de salud física de sus seres queridos. Coma sano, beba mucha agua y descanse bien.

A menos que muestre signos de la enfermedad o tenga un resultado positivo de COVID-19, salir a hacer ejercicios y a pasear a las mascotas está bien. Pero no olvide practicar el distanciamiento social manteniéndose al menos a seis pies de distancia de los demás y de usar un tapabocas de tela en público.

Téngase paciencia, y tenga paciencia con los demás. Es común experimentar cualquier cantidad de reacciones de estrés temporales, como ira, enojo, frustración y ansiedad. Mantenga en su mente una imagen del mejor resultado posible. Haga una lista de sus fortalezas personales y úselas para ayudarse a usted y a otros a mantenerse emocionalmente fuerte.

 

Relaje su cuerpo con frecuencia, y haga cosas que le funcionen: respire profundamente, estírese o medite o realice actividades que disfruta.

Si es religioso o espiritual, practique en el hogar para obtener consuelo y fortaleza emocional.

 

Ayudar a otros:

Comuníquese con adultos mayores o personas con condiciones de salud crónicas y ofrezca ayuda. Por ejemplo, ofrezca recoger alimentos, medicamentos y otros suministros esenciales. Comuníquese con ellos de manera regular pero practique el distanciamiento social manteniéndose al menos a seis pies de distancia cuando les entregue los artículos esenciales.

Hable con sus hijos y explíqueles por qué está pasando esto y cuando puede llegar a durar. Use idioma que sea normal y consistente con cómo se comunica normalmente. Sea creativo y piense en actividades divertidas para ocupar su tiempo. Mantenga un cronograma, establezca los límites apropiados y mantenga las normas usuales cuando sea posible.

Cuide a sus mascotas, que pueden ser una parte esencial de su sistema de apoyo. Al igual que las personas, las mascotas reaccionan a los cambios en su entorno y rutina, por lo que sus comportamientos también pueden cambiar. Esté atento a su bienestar y atienda sus necesidades de la mejor manera que pueda.

Sea amable con las personas que pueden no tener un sistema de apoyo o están aisladas. Puede que haya límites a lo que pueda hacer, pero puede que lo único que necesite alguien es un poco de bondad.

 

https://www.redcross.org/content/dam/redcross/get-help/pdfs/Spanish_Coping_with_Staying_at_Home_COVID-19_04272020.pdf

 

 


Print   Email